24 ene. 2012

Una historia más entre dos...IV Parte


-Café sólo con uno de sacarina por favor- pidió Ana al camarero.
Matías era más clásico y se apuntó a su quinto café con leche de la tarde.
Ambos se obligaron en un principio a encontrar puntos en común de lo que hablar , de historias y anécdotas que arrancaran sonrisas al otro  y que diese la buena sensación que merecía el momento. Intentaron evitar por todos los medios aquellas típicas preguntas como…¿ A qué te dedicas…? ¿ De dónde eres…? , ¿tienes hermanos?...,  ¿estás casado…? Al fin y al cabo, la tarde llevaba siendo surrealista desde que ambos fueron atropellados por tan  delirante situación.
Llegó la noche, Ana miró su reloj  y se despidieron en la puerta de aquel café…Matías se quedó mirando como  aquella extraordinaria y  frágil figura desaparecía por aquella calle cuesta abajo.
- Una de las mejores tardes de martes…- pensó Matías.
Miércoles café , sacarina y  leche, jueves merienda de chocolate con churros y el sábado galletas con café para el desayuno en  casa de Ana…el domingo no salieron de aquel parque en el que se convirtió la habitación de Matías...
Ella se despidió con una caricia en la cama, con un :- ¡No, no te levantes! Has de recoger todas las hojas que han caído de los árboles...
Y él, ¿ qué contestar ante aquella poderosa mujer?,convencido de que sus palabras o gestos no servirían para nada ,simplemente se dedicó a pasar su brazo sobre las arrugas de la sábana y esperar a verla al lunes siguiente mientras en su cabeza   oía aquella canción...



1 comentario: